Está en:
  1. Antecedentes

 Antecedentes 

Dadas las necesidades que nuestro país tiene planteadas en materia de gestión de residuos radiactivos, la disponibilidad de Almacén Temporal Centralizado (ATC) para la gestión del combustible nuclear gastado y de los residuos radiactivos de alta actividad es la estrategia que se ha venido contemplando desde la primera edición en 1987 del Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR), documento en el que el Gobierno establece las estrategias en materia de gestión de estos residuos.

Asimismo, el actualmente vigente Sexto Plan General de Residuos Radiactivos (6º PGRR), aprobado por el Gobierno el 23 de junio de 2006, contempla como opción prioritaria para nuestro país la construcción de un ATC, que deberá estar operativo en el entorno del 2010, fecha en la que España ha de hacerse cargo de residuos radiactivos procedentes del reprocesamiento en el extranjero de combustible gastado y se produce la saturación de las piscinas de almacenamiento de combustible gastado de alguna de las centrales nucleares españolas.

Sexto Plan General de Residuos Radiactivos (23 de junio de 2006) [PDF] [3303 Kb]

La necesidad de llevar a cabo las acciones oportunas en este sentido se ha puesto de manifiesto en diversas las ocasiones en el ámbito parlamentario. Así, el 14 de diciembre de 2004 la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados aprobó una resolución en la que se instaba al Gobierno a que en colaboración con la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) desarrollara los criterios necesarios para llevar a cabo en España la instalación de un ATC, en consonancia con el PGRR.

Posteriormente, el 27 de abril de 2006 dicha Comisión de Industria, Turismo y Comercio aprobó una proposicion no de ley relativa al establecimiento de una Comisión Interministerial, cuyo cometido consistiría en establecer los criterios que deberá cumplir el emplazamiento del ATC, así como de su centro tecnológico asociado.

Proposición no de ley (27 de abril de 2006) [PDF] [105 Kb]

Asimismo, en una de las resoluciones resultantes del debate sobre el estado de la Nación que tuvo lugar en junio de 2006, el Congreso de los Diputados instó al Gobierno a que, teniendo en cuenta que en la Mesa de diálogo sobre la evolución de la energía nuclear en España se ha considerado que esta instalación es la opción más adecuada para solucionar el problema relativo a la gestión de los residuos radiactivos de alta actividad procedentes del parque nuclear español, se proceda a activar, con vistas a su construcción, los mecanismos de información y participación pública que permitan alcanzar un amplio consenso político e institucional.

Atendiendo a la mencionada Proposición no de Ley de 27 de abril de 2006, y al objeto de llevar a cabo el proceso de selección del emplazamiento de dicha instalación, el Gobierno aprobó el 23 de junio de 2006 el Real Decreto 775/2006 (BOE 5-7-06), mediante el que se constituyó una Comisión Interministerial que velará por el cumplimiento de los principios de voluntariedad, democracia y transparencia que han de presidir dicho proceso.

Real Decreto 775/2006 (BOE 05-07-06) [PDF] [70 Kb]